Divine Teachrs — about Themselves

Contents

Eremey

—Soy Eremey. ¡La luz dorada del sol de la mañana es Mi Luz!

»Mi primera encarnación en el territorio ruso fue especialmente significativa para Mi desarrollo del alma. No estudié técnicas esotéricas en ese entonces, simplemente viví en un ambiente en donde las normas éticas y las reglas, las tradiciones y las costumbres aseguraban el correcto crecimiento de las almas.

»Me gustaría contarles un poco más acerca del modo de vida en ese tiempo.

»Las personas en estas tierras vivían en clanes llamados rods. Ellos también llamaban al Padre Celestial Svarog con el mismo nombre, Rod, es decir, el Patriarca Universal.

»La vida de las personas estaba conectada con la vida de Dios y con la vida de la naturaleza. Era natural y pura.

»Ya sea que fuera el tiempo de la cosecha, el de tejer el lino, de traer un niño al mundo, de construir una casa para una pareja recién casada, todo era realizado con alegría, era la dicha de todos.

»El trabajo era una acción armoniosa que llenaba las almas de poder y del gozo de realizar un trabajo en común.

»Su comida consistía principalmente de leche, miel, bayas, hongos, pan y cereal.

»Sus ritos y celebraciones eran puros y simples. Cada día comenzaba con una celebración matinal. ¡Era la ascensión del sol, el comienzo de un nuevo día de vida dado por Dios!

»También había duros inviernos, por supuesto. Sin embargo, ¡luego del invierno venía la primavera que se convertía en la celebración del despertar de la vida y del amor! La llegada de la primavera era celebrada como el gran casamiento entre el Sol y la Tierra que renueva la vida.

»En primavera las mujeres jóvenes elegían hombres y los hombres elegían mujeres, y ellos se comprometían. Sus uniones en primavera eran una garantía de que las almas puras enviadas por Rod nacerían entre nosotros.

»Yo, también, elegí una mujer que era querida por Mi corazón y para quien Yo era querido. Nos casamos y tuvimos hijos…

»Dios era real para las personas. Nuestros ancianos y guías hablaban con Dios y enseñaban esto a sus sucesores.

»Percibíamos a la Tierra como un ser viviente. Al saludar a alguien, nos inclinábamos y tocábamos la tierra con la mano, indicando que lo respetábamos tanto como a nuestra madre Tierra.

»Las normas éticas eran llamadas costumbres. Los vicios del alma eran considerados como algo antinatural y todos los que tenían vicios trataban de deshacerse de ellos.

»Incluso en el presente existen familias denominadas cultas. En tales familias se cultiva en los niños el respeto mutuo, el amor, el cuidado, la habilidad de hablar y pensar armoniosamente, convirtiendo estas cualidades en una norma de la vida del alma. La sociedad entera puede convertirse en una familia así, siendo guiada por líderes espirituales sabios. Era así cuando Yo encarné en Rusia por primera vez.

»… La próxima vez que viví en Rusia fue en el tiempo del zar Ivan IV (Iván el Terrible).

»¡En esa encarnación, desde la niñez me acostumbré a vivir una vida libre! Solía sentir la libertad, estar en el estado libre de la conciencia. Inundar, expandirme con el corazón en las vastedades enteras. Así vivía, como un pájaro libre en las vastedades de la naturaleza de Rusia.

»¡Un pájaro libre vuela a donde su corazón desea volar! ¡Sólo busca la libertad! Y en cualquier trabajo que se involucra, llamado por el corazón, el pájaro da todo de sí mismo.

»El pájaro libre no entra tímidamente en el trabajo, buscando las maneras de escapar. Es libre, no tiene nada que escatimar o perder. Y se compromete con el trabajo elegido con todo su ser.

»Así vivía. En cualquier trabajo en el que me involucraba, me esforzaba por encontrar, por descubrir nuevas vastedades para el vuelo del alma. En cada situación me esforzaba por encontrar, por descubrir nuevos horizontes para mi libertad.

—¿Pero cómo conociste todo esto que nos enseñas?

—Completé una escuela de buddhi yoga similar a la de ustedes…

»Pero déjenme continuar con Mi historia.

»En esa forma de vida libre no podía encontrar algo que me importara, sentía que lo principal no había sucedido en Mi vida aún…

»Por lo tanto, buscaba “encontrarme con mi destino”, esa es una prueba que se llama el momento de la verdad: cuando todo lo insignificante se cae por sí mismo y uno puede ver claramente lo que es más importante en la vida. Al pasar por esa prueba uno puede entender qué es lo que debe hacer.

»Con este propósito entré en un destacamento de tropas que fueron enviadas a buscar a una misión perdida guiada por un enviado de la nobleza. Debíamos averiguar qué le había pasado y, de ser posible, rescatarlo.

»Habiendo llegado a la orilla del mar, nos encontramos con que una parte de la misión había sido asesinada. No estaba claro qué había sucedido con el resto, incluyendo al enviado; lo más probable era que hubieran sido tomados como prisioneros.

»Enviamos a un mensajero de regreso a casa con esta información.

»Y Yo decidí ir sólo a encontrarme con el gobernador local. ¡Fui en el estado de calma absoluta, con mi corazón expandido en la vastedad! Detrás de Mí estaba el vuelo de la libertad, adelante Me esperaba la cita con el destino. ¿Qué podía hacerme ese gobernante?

»Fui llevado ante el monarca y le dije que había venido a ofrecerme a Mí Mismo a cambio del enviado. El gobernante se sorprendió mucho y decidió no matarme, al considerarme un prisionero muy inusual.

»Mi destino me llevó aún más lejos ya que el gobernante al poco tiempo Me entregó como regalo a otro monarca en uno de los países asiáticos. Ahí Me convertí en un esclavo en la casa del consejero real.

»Después de un tiempo aprendí el lenguaje de ese país y Mi posición en la casa cambió. Sabiendo de Mi honestidad, el dueño de casa Me convirtió en su asistente y Me confió algunas tareas domésticas.

»Estas tareas estaban relacionadas, en particular, con visitar otros lugares. Gracias a esto pude ver muchas cosas nuevas, pude conversar con muchas personas y aprender más acerca de la vida en la Tierra. ¡Esto me proporcionó una experiencia invalorable! En el modo de vida de estas personas y en su perspectiva había algo mucho más profundo que en las vidas de las personas que yo conocía en Rusia.

»Viviendo una vida mesurada en medio de la naturaleza sureña, aprendí a sumergirme profundamente en el estado de calma

»A pesar de que formalmente era un esclavo, Yo no Me sentía limitado. Realizando algún trabajo con Mi cuerpo en el plano material, simplemente aceptaba las condiciones como eran, mientras que volaba con la conciencia por sobre el mundo terrenal como un águila vuela sobre la estepa.

»Yo sabía que me había liberado de lo terrenal, y que pasara lo que pasara con Mi cuerpo Yo… continuaría volando como un pájaro libre.

»Sin embargo, sentía que algo importante Me esperaba en mi camino, algo que aún no había vivido. Por lo tanto simplemente viví y esperé pacientemente a que pasara.

»Y finalmente sucedió el encuentro. Una caravana vino de la India a nuestro pueblo. En esta caravana había sanadores vendiendo preparaciones medicinales. También ofrecían sus servicios de sanación.

»Nos conocimos en un bazar. Yo deseaba comprarles una medicina para la familia del consejero. Pero ellos divisaron una gran conciencia desarrollada encarnada en Mi cuerpo y Me dijeron que también podían enseñarme cómo usar esta medicina correctamente, Me podían enseñar sus técnicas de sanación. Me interesé y acepté.

»Me dijeron que para dominar el arte de la sanación se necesitaba una cierta transformación de uno mismo. Y bajo este pretexto comenzaron a enseñarme los métodos para limpiar y desarrollar los chakras y meridianos.

»Sentí que había cambiado gracias a este trabajo y Me interesé en él sinceramente. Y pronto, sucedieron en Mí cambios tan maravillosos que sentí como si una puerta a una vida completamente nueva se hubiera abierto para Mí…

»Comprendí que estas personas no eran simplemente sanadores sino guardianes de un conocimiento secreto superior…

»… Después de cierto tiempo ellos se fueron. Y yo, gracias a ellos, en esa vida logré aprender el arte del raja yoga y prepararme a Mí Mismo para las etapas subsiguientes del ascenso espiritual…

»…Después encarné en Rusia varias veces…

»Todos los abedules y pinos, el pasto y las flores, las becadas y los gallos lira eran Mis amigos. ¡Yo admiraba la belleza de la Tierra! Acariciaba su superficie como un amante acaricia a su amada. La dicha y el éxtasis me llenaban y fluían desde Mi corazón hacia todo lo que veía alrededor de Mí. ¡Los amaneceres de color rosa dorado llenaban Mi corazón con la tierna belleza y Me convertí en la Luz del Amor sobre la tierra!

»¡Un Alma Libre es como un río que se ha unido con el océano y ya no tiene límites!

»… Mi Camino de principio a fin es el Camino del corazón: ¡desde un corazón humano a un Corazón Divino!

»Después de llegar hasta el final de este camino, Me llegó el tiempo de ser un Tutor para otros.

»… En una de Mis últimas encarnaciones guié una de las escuelas del bosque de Asiris.

»Eran llamadas escuelas del bosque incluso después del bautismo de Rusia. Sin embargo, el significado de estas palabras había cambiado: bosque ahora quería decir “secreto, oculto”. La gran cultura espiritual que existía en Rusia antes de la llegada de los inquisidores “cristianos” fue destruida a fuego y espada, literalmente.

»Sólo unos pocos sobrevivieron, aquellos que lograron esconderse en los inmensos bosques de Rusia…

»En tiempos anteriores en Rusia, la cultura espiritual era accesible para todas las personas. Ahora, las escuelas del bosque aceptaban sólo a unos pocos, a los más dignos.

»¿Cómo enseñaba a aquellos que Me habían encomendado sus vidas? De la misma manera que les enseño ahora, entre los abedules de primavera y las canciones de los gallos lira…

»¡Ascendí desde la Morada del Creador como un “Sol Divino” Dorado y les enseñé a convertirse en Amor! ¡Les enseñé a expandirse con el corazón espiritual sobre las vastedades, a acariciar con las manos de la conciencia los bosques y campos!... ¡Desde las Profundidades, en donde brilla el Corazón Divino, tocaba los corazones de Mis estudiantes mostrándoles el Camino!...

»… No sólo les enseñaba la meditación. ¡Vivíamos en el tiempo de la inquisición ortodoxa! Era necesario para nosotros dominar el acecho*, de la misma forma que los indígenas americanos debieron hacerlo durante la Conquista.

»Sabía muy bien qué podía suceder si uno de Mis estudiantes daba un paso en falso… Era suficiente con que sospecharan y la Escuela sería destruida completamente.

»Desafortunadamente, no podíamos mantenernos completamente autosuficientes. Las necesidades cotidianas nos obligaban a interactuar con el mundo y esto requería que todos estuviéramos muy atentos, alertas. Mis estudiantes tenían que aprender no sólo a dominar la meditación sino también el acecho, debían ser expertos en la psicología de las personas. Fue gracias a este arte que nuestra Escuela existió por muchos años, y Yo logré mostrar el Camino a muchas almas.

»… Había un joven estudiante de la Escuela, casi un niño, con un alma tan pura como el agua de la primavera. ¿Cómo logró sobrevivir a esos tiempos oscuros con un alma tan pura? No lo sé. Siendo el más pequeño del grupo, todos lo querían. Daba la impresión de que él consistía sólo de amor cordial, era puro corazón y este corazón estaba abierto para todos…

»Una vez tuvo que ir a un pueblo vecino. Al día siguiente regresó, pero no estaba solo… Su rostro brillaba de alegría: había traído a un nuevo estudiante que quería entrar en el camino del amor… ¡Mi pobre niño! Era tan joven e inexperimentado que había sido engañado por falsas palabras. No había reconocido al mal oculto bajo la apariencia de una buena persona. Pero yo pude ver quién era este nuevo estudiante y comprendí muy bien lo que significaba para nosotros…

»La noche siguiente el nuevo estudiante desapareció… Sabía que teníamos muy poco tiempo. Ordené a todos los estudiantes que recogieran sus efectos más necesarios y comida y que partieran inmediatamente, que se fueran lejos de este lugar.

»Una vez que los estudiantes abandonaron nuestra vivienda, supe que estaban a salvo. También comprendí que debía quedarme, que debía enfrentar a la muerte en ese lugar…

»… Vinieron al amanecer, como una manada de “lobos negros”; sus antorchas eran como ojos amarillos. La manada era liderada… por nuestro “nuevo estudiante”, un demonio vestido con sotana negra. Enfurecidos por el hecho de que no encontraron a nadie excepto a Mí, decidieron quemarme vivo…

»… ¡No se apenen por eso! Abandoné el cuerpo antes de que lo alcanzaran las lenguas de las llamas. ¡Y cuando Mi cuerpo vacío fue consumido por el fuego, me elevé por sobre la Tierra como un “Sol Divino” Dorado!

»¡Continuo viviendo así ahora!

—Eremey, ¿qué consejos e instrucciones puedes darnos a aquellos que caminamos por el Camino espiritual?

—¡Conviértanse en poder sin cesar de ser sutileza!

»Dominen el estado de alerta y vigilancia, sin dejar de ser tiernos…

»¡Conviértanse en líderes y jefes espirituales, sin dejar de ser humildes!

»¡Aprendan a ser el “Sol de Dios”, pero no dejen de sentir a aquellos que tocan con sus rayos!

»¡Conozcan el estado en el cual el deseo de permanecer en la Morada del Padre substituye a los otros deseos del alma!

»¡El alma perfecta, absolutamente desnuda, libre de todos los velos*, aparece entonces ante la Fuente Universal! Libre y absolutamente pura, se sumerge luego en esta Fuente para permanecer en Ella, ¡en el Creador de todo lo que existe! Entonces el que conoce y el Que es Conocido se unen y se funden en uno solo.

»¡Luego, quitando las densas envolturas que cubren las Profundidades, esta nueva Alma Divina emerge, brillando con los Rayos del Gran Sol y nunca más deja de ser la Fuente!

»… ¡Deben aprender a vivir y a actuar de manera que el trabajo de servicio no los ate a lo mundano ni siquiera un poco! ¡No deben considerar a nada mundano como fundamental para ustedes!

* * *

Caminamos por un camino desierto en el campo, después de trabajar en un sitio de poder gigante. Este sitio se terminaba, adelante se encontraba un gran pueblo… o, para ser más preciso, los restos de un pueblo.

Algún tiempo atrás, este pueblo tenía granjas de ganado, cientos de acogedoras casas con sus jardines… Ahora, sólo quedan tres casas de aspecto decente… El resto había caído en decadencia: casas desvencijadas rodeadas de tierras sin cultivar cubiertas de hierbas… En la calle un niño pequeño acarrea una botella de vodka… Hay una mujer con dos hijos cuya apariencia, también, está marcada por la desolación, el cansancio…

… En nuestra ciudad los mendigos pidiendo limosna se han convertido en algo usual. A veces es difícil determinar si el mendigo está realmente en la miseria o si sólo quiere reunir dinero para una bebida. También hay casos en que algunos criminales hacen dinero con un lisiado: por la mañana lo traen, como un animal de un zoológico, a su “lugar de trabajo”; por la tarde, lo llevan a casa y le quitan todo el dinero “ganado”.

… Pero aquí… ¡hay suelo fértil por todos lados, está el bosque!...

Eremey se acercó y dijo con tristeza:

—Las personas han olvidado cómo deben vivir en la tierra… ¡La decadencia llega al lugar en donde hay corazones vacíos y las almas se degradan!... La decadencia comienza en las almas humanas y sólo después se manifiesta en el plano material. La razón no es la pobreza material ni las dificultades materiales… Esas son consecuencias… La decadencia comienza con la degradación de las almas…

»… También era difícil vivir en nuestro tiempo. En Mis escuelas del bosque, no siempre teníamos suficiente como para satisfacer las necesidades materiales. Frecuentemente nos trasladábamos a nuevos lugares para evitar las persecuciones… ¡Pero por más simple que fuera nuestro modo de vida, no era triste! Incluso en un simple refugio cavado en la tierra teníamos un fogón que nos abrigaba. ¡El espacio en donde vivíamos estaba iluminado con amor y pureza!

»¡La gran verdad es que una persona verdaderamente rica es aquella que tiene el Amor de Dios en el corazón, que brilla con amor, que da amor! Esta riqueza no puede ser arrebatada por las circunstancias de la vida, ni siquiera por la muerte del cuerpo, ¡es la riqueza del alma que está llena de Amor, del alma que es Amor y que da Amor!...

—¿Eremey, cómo podemos ayudar a las personas? ¿Cómo podemos cambiar lo que pasa aquí y en todo el país? ¿Cómo podemos redirigir las almas hacia el amor, hacia una vida en armonía con la naturaleza, con la Tierra, con Dios?

—¡Casi los envidio! ¡En la actualidad tienen tantas posibilidades: libros, películas, Internet! ¡En un segundo pueden llegar hasta el otro lado del mundo no sólo con la conciencia sino también materialmente! ¡Y pueden proclamar la verdad sobre Dios en muchos idiomas!

»… Estas verdades regresarán a Rusia algún día… —agregó Eremey.

Después prosiguió:

—También quiero hablar sobre la ecología. Es una dirección muy promisoria ahora. Sin embargo, las personas relacionan la palabra ecología sólo con la lucha en contra de la polución del ambiente.

»¡Su tarea es hacer a la rama ecológica del conocimiento más amplia y profunda para la humanidad entera! Que el conocimiento acerca del espacio multidimensional haga comprender a las personas que no es solamente la basura material lo que contamina el ambiente, ¡sino el propio estado del alma, el cual también puede impregnar el espacio en donde uno vive, haciéndolo puro y armonioso o sucio y grosero!

»¡Que todos los que viven en la Tierra acepten este conocimiento y la necesidad de la transformación correspondiente de uno mismo como una norma ética similar a la de no tirar basura en el lugar en donde uno vive! ¡Y que las personas no solamente consideren como su hogar al departamento o casa en la que viven, sino a todo el planeta!

»Los occidentales están bastante cerca de comprender esto: el vegetarianismo y el movimiento verde son aceptados por cierto número de ellos.

»Pero es necesario suplementar esto con el entendimiento de la responsabilidad sobre el propio estado del alma. Es necesario explicar a las personas cómo estos estados del alma influencian al plano material.

»Cuando el aceite de desecho es arrojado en un río o en el mar, todos entienden qué tan destructivo es este proceso. Pero las emociones oscuras de la ira, la agresión y el odio, irradiadas por la conciencia humana al espacio circundante constituyen un fenómeno similar: estas emociones crean sitios de poder negativos en donde tales personas viven o en donde simplemente se han sentado para descansar. ¡Y otras personas, que por casualidad estaban cerca, se enferman por esto!

»Si líderes-demonios incitan en las masas tales estados de odio hacia las personas de otra fe o cultura esto resulta en varios tipos de inquisiciones: asociaciones de humanos creadas para destruir a otras personas que piensan diferente. Y luego se da una guerra, grande o pequeña.

»¡Cada persona que vive en la Tierra debe aceptar la responsabilidad por el estado del alma en el que viven y transmiten a otras almas!

»Luego, mucho podría cambiar. Las personas cesarían de desperdiciar sus vidas produciendo cosas destructivas para la humanidad. Entenderían el mecanismo por el cual se origina la guerra y el terrorismo. No se enseñaría más a los niños a odiar y a matar, por ejemplo, no se producirían videojuegos en los cuales los niños aprendan a disparar y destruir; no llenarían la televisión, el cine y los libros con imágenes de violencia y matanza. ¡Estas cosas envenenan la salud y los destinos de los niños, los destinos de las generaciones futuras!

»¡Que la belleza de la Tierra y el trabajo creativo, la armonía y la pureza se conviertan en estándares éticos!

»¡Denle a las personas su conocimiento sobre Dios, sobre la transformación de uno mismo, sobre el significado de la vida y así la vida de las naciones mejorará!

»¡No estén tristes porque nadie quiere seguir el Camino de la Luz!

»¡No estén tristes porque nadie necesita la Morada Divina!...

»¡No estén tristes! ¡Simplemente es el invierno ahora!

»Todo va a cambiar pronto, esto lo podrán ver ustedes mismos.

»Despierten gentilmente a aquellos que están listos para despertar.

—¿Y al resto?

—¡Está Dios! Y Sus niños nunca están sin Su cuidado, incluso aquellos que duermen y sueñan con imágenes aterradoras…

»¡No estén tristes! ¡Denlo por seguro: la Primavera y la Luz vendrán a la Tierra!

»¡Por el momento aprendan a ser Yo y a vivir en Mí!

»¡Estoy muy feliz de ver su transformación, que sucedió con Mi ayuda en particular!

»¡Todos los observamos y Muchos de Nosotros, conocidos o no por ustedes, estamos contentos por ustedes! ¡Y Yo estoy contento, porque son Mis niños! Yo contribuí mucho a este trabajo. ¡Estoy orgulloso de esto y me alegro junto con ustedes!

»Perciban como todo lo que vive respira en Mí. ¡Respira y eso significa que vive!

»¡La primavera es Mi Amor! ¡Siempre es un amanecer!

»¡El amor es la unión de las almas similar a la unión de las aguas!

»¡Yo los abrazo con la ternura rosada de la mañana, Yo acaricio sus rostros con los rayos del sol!

»¡Yo entro en los corazones que se abren a Mí y los lleno con la calma y la alegría de la mañana!

 

Contents