Divine Teachrs — about Themselves

Contents

Tchao Li

Ella llegó mientras descansábamos cerca del fuego después de un trabajo meditativo intenso. Consistía de Luz-Ternura, y nos bañó en Su amor suave que nos disolvía…

—¿Cuál es Tu nombre?

—Tchao Li.

—¿Podrías, por favor, contarnos acerca de Ti? Vemos que has logrado la Divinidad…

—Bueno…

»Llegué a Mi última encarnación, en Corea, como un alma madura y con una rica experiencia, proveniente de Mis vidas pasadas, en los estados sutiles de la conciencia. Podía permanecer en una calma suave, era capaz de pensar creativamente, y también aprendí a vivir para los demás y a sacrificarme a Mí Misma por el bien de otros. Podía ver y apreciar la belleza, fundirme con la armonía de la naturaleza y disolverme con la conciencia en su pureza. Sólo Me faltaba el conocimiento acerca de Dios, de Su Existencia. Me faltaban también los métodos del desarrollo de uno mismo como conciencia, los que le permiten a uno alcanzar la completa Autorrealización para luego poder ayudar a otras personas de manera más eficiente.

»Y Dios se ocupó de Mí: conocí a Kim, Quien en el futuro se convertiría en Mi marido e instructor espiritual.

»Este encuentro ocurrió en Mi vida más tarde, mientras que al principio…

»Comencé a bailar desde la primera infancia, tras apenas haber aprendido a caminar. Nuestra familia tenía un pequeño jardín. La tranquilidad y la comunión con los pájaros, las flores, y los árboles Me atraían mucho más que los contactos con otros niños. Durante horas Yo podía ver y escuchar lo que las flores o los pájaros decían y observar a los peces nadando en el agua transparente de nuestro pequeño estanque. Los comprendía y los amaba, e intentaba hablar con ellos sin palabras, expresándoles Mi amor con la ayuda de gestos y otros movimientos; y así, cada vez, un nuevo baile nacía…

»Por ejemplo, Me experimentaba como una flor: Mi tronco era un tallo esbelto, Mis brazos eran hojas, y la corola de la flor estaba siempre dentro de Mi pecho. Comenzaba a mover el tronco-tallo para acariciar con los brazos-hojas el sol, el cielo, y todo el espacio alrededor de Mí. La Dicha fluía a través de Mi cuerpo. ¡Me olvidaba de todo y bailaba irradiando amor para todos Mis amigos!

»Cuando crecí un poco más, Mis padres Me enviaron a la escuela de un monasterio budista, donde aprendí el arte de la danza.

»El estudio fue fácil y alegre para Mí: la danza ya se había convertido en Mi vida. Acabé de pulir mis habilidades, llevando cada movimiento y cada gesto a la perfección.

»Se nos enseñó que lo más importante es transmitir el estado emocional, esto constituye la esencia de la danza. Mis improvisaciones de la infancia fueron muy útiles para este propósito.

»La danza de la oropéndola, la danza de la grulla, la danza del ruiseñor cantando en primavera… Yo bailaba y olvidaba todo lo demás: sólo estaba la oropéndola, sólo la grulla, sólo el ruiseñor y era Mi amor lo que Yo daba a través de la danza… ¡Al bailar, como si cantara silenciosamente con el alma, Mi corazón sonaba con diferentes tonos de amor!

»…Desde afuera se veía muy bonito: las personas disfrutaban y admiraban Mi danza…

»Sin embargo, Yo tenía una extraña sensación de insatisfacción interior…

»Más tarde comprendí que en esos tiempos Yo no podía transmitir a los espectadores la totalidad de mi amor: Me faltaban los matices de esa ternura que sólo conocen quienes están enamorados el uno del otro… Mi amor no era maduro entonces…

»En esta escuela nosotros recibimos una educación integral; estudiábamos filosofía, religión, historia y otras materias. ¡Quiero subrayar que esto es sumamente importante!

»Pero lo más importante para mí era el conocimiento de las Enseñanzas de Buda. Conscientemente había descubierto para Mí misma un nuevo mundo Divino. ¡Era el mundo de la Luz y del Amor! Aprendí las leyes que Buda siguió en Su vida y que nos ordenó seguir a nosotros, las leyes de una vida pura: compasión, benevolencia, veracidad, bondad y amor. Yo seguí estas leyes en todo lo que hacía.

»Entonces conocí el amor de un hombre, Quien, también, podía entregarse a Sí Mismo.

»Kim se convirtió en Mi marido y guía espiritual en el camino hacia la Morada de la Conciencia Primordial. Él me ayudó a dominar los métodos meditativos, me dio Su poder y Su amor. Yo Le dí Mi ternura, Lo abracé con la calma y el cariño. La completa armonía de Nuestra relación Nos ayudó a ambos en el progreso en el Camino espiritual. El éxtasis de la unión de las almas, la dicha de darnos ternura el uno al otro, la alegría de entregarse uno mismo, ¡sin tan valiosa experiencia, el amor no puede alcanzar todo su poder y plenitud!

»¡Y entonces Mi danza se convirtió en un medio para expresar Mi amor por el Uno Primordial!...

»Actualmente ayudo a restablecer el antiguo arte de la danza en Corea. Yo ayudo a aquellos que quieren entregarse a sí mismos y dar su amor a los demás. ¡Sólo tal aspiración puede llevar al hombre a la Perfección, a la Unión en el Amor con el Amado Divino!

»¡En cualquier país se pueden crear escuelas para enseñar este arte a niños y adultos! ¡Actualmente los europeos, especialmente los jóvenes, tienen un gran interés en las danzas orientales!

»Esta enseñanza se puede organizar de tal manera que lleve la filosofía de Dios a las personas con la ayuda de la danza.

»Voy a ayudar a todos en esta tarea: les daré los estados necesarios y les mostraré los movimientos adecuados del cuerpo.

»¿Te acuerdas? La danza de la oropéndola, la danza de la grulla… ¡De esta manera, a través de la danza, uno puede imitar a cualquier ave sáttvica!

»En primer lugar, uno necesita aprender los hábitos de estas aves, observar sus vidas, aprender a amarlas y luego expresar este amor a través de la danza.

»Uno puede expresar en la danza no sólo la vida de las aves, también puede expresar la salida del sol, la bruma matutina sobre un lago, la primavera… ¡Lo más importante aquí es complementar los movimientos del cuerpo con los propios estados emocionales!

»La música utilizada para la danza puede ser muy simple (por ejemplo, diferentes sonidos de campanas).

»Además, en estas clases, uno puede explicar a los participantes el significado de la vida…

 

Contents