Divine Teachrs — about Themselves

Contents

Piotr

—Cuéntanos, por favor, sobre Tu vida. Sabemos que Tu última encarnación fue en Rusia en la era soviética. Hoy en día es bastante difícil encontrar personas capaces de comprender el conocimiento serio acerca de Dios, ni que hablar de esos años de ateísmo total en nuestro país…

—Sí, no logré encontrar a ninguno.

—Por favor, cuenta con más detalle cómo Te encontraste con Dios, ¿cómo comenzó?

—Nací en la ciudad de Rybinsk, situada sobre el río Volga. Me gustaba ver el amanecer cerca del río, expandirme con la conciencia sobre el agua, llenar Conmigo Mismo la vastedad de la luz solar, amar y abrazar con los brazos del corazón espiritual a todos los seres vivos.

»Desde la niñez Me gustaba leer libros y siempre buscaba nuevos libros para leer. Nunca estaba satisfecho en lo concerniente a la lectura.

»… Un día nosotros, los jóvenes pioneros, recogíamos papel desechado para reciclar. Entre ellos encontré un libro sin portada y con el papel amarillento por el tiempo. Era el Bhagavad Gita, publicado antes de la revolución. Lo escondí y me lo llevé a casa…

»Ya en Mi casa, Yo difícilmente podía leer sus versos y su significado permanecía poco claro para mí… Yo no podía entender casi nada y sin embargo no podía dejar de leerlo. De esta manera comprendí por primera vez que había Algo acerca de lo que nunca Me habían hablado… Sentí un Gran Misterio detrás de esas palabras y decidí develarlo…

»… ¡Sólo el omnipotente Krishna puede hacer que tal libro llegue a un niño en la Unión Soviética!...

»¡Y Mi Krishna Me encontró! Me encontró en un pueblo de provincia, en donde los carteles rojos y los slogans ocultaban la ausencia… de contenido interno.

»… En Mi encarnación previa, Yo fui un seguidor devoto del Señor Krishna.

»¡Infinito es el Amor de Krishna, un Padre amoroso que guía a Sus niños encarnación tras encarnación a Su Morada! Él los guía hasta que el amor del seguidor y el Amor de Dios se funden en Unidad…

»Mi Camino fue muy similar al de ustedes. Puedo agregar que en esa encarnación Yo vivía en la parte norte de la India y que trabajé duro toda Mi vida en desarrollarme a Mí Mismo como conciencia, haciendo crecer el corazón espiritual. Trabajaba en la tradición de Krishna, aprendiendo Su yoga Divino. Tenía un sabio amigo a quien consideraba Mi gurú. Llevábamos una vida solitaria y, siendo guiados por Krishna, dedicábamos todo nuestro tiempo a las meditaciones dirigidas al conocimiento del Creador y al estudio y realización de las Enseñanzas de Krishna, las que Él había dejado a las personas en el Bhagavad-Gita.

»Krishna no Me abandonó en Mi próxima vida terrenal.

»… Cuando terminé la escuela tuve que decidir: ¿Cómo construir Mi vida para el futuro? Mi vida ya estaba llena con Dios: sabía de seguro que Dios estaba ahí, que Él estaba vivo, que Él es Luz y Amor. ¡Sin embargo las personas alrededor de Mí no sabían nada sobre Dios y no querían aprender! Sentía que éramos de mundos diferentes, que Mi mundo, en donde estaba Dios, existía separadamente de su mundo, en el que no había Dios. Yo deseaba mucho unir estos “mundos” y decidí estudiar más.

»Fui a Moscú para continuar con Mi educación y entré en uno de los departamentos de historia de la universidad. Además, estudié filosofía e historia de la religión por Mí cuenta. Trabajaba mucho en las bibliotecas y archivos.

»Después de graduarme de la universidad, fui enviado a trabajar en el museo de arte e historia de la ciudad de Rybinsk. En poco tiempo me convertí en su director y acepté toda la responsabilidad de este trabajo.

»Todavía soñaba con despertar a las personas e infundir la luz del conocimiento acerca de Dios en ellas como almas, con abrir un pasaje a través de la pared de la ignorancia a la Existencia Divina. Esto era increíblemente duro de hacer en la Rusia soviética ateísta, en la cual la regla de estado “¡No hay Dios!” era aceptada por la mayoría de las personas como una norma de vida indudable. De esta manera, era más fácil para las personas en el poder ejercer el control sobre la masa. Entonces ellos sustituyeron a Dios y al verdadero significado de la vida por el Partido Comunista y su ideología de hacer felices a todas las naciones artificialmente, prometiéndoles “construir el socialismo y el comunismo en el mundo entero”. Era conveniente para la masa también: podían vivir sin pensar, sin sentir la responsabilidad ante Dios por sus propias acciones…

»En el museo organizaba conferencias sobre historia y arte. Describiendo la historia de la religión podía impartir el conocimiento sobre Dios que tenía. No estaba permitido hablar públicamente sobre Dios de otra manera. Trataba de enseñar a las personas al menos a preguntarse: “¿Por qué vivo?”, “¿Existe Dios?”, “¿Qué es el amor?”...

»También deseaba mucho encontrar personas con ideas afines que pudieran comprender el conocimiento acerca de Dios. Sin embargo todos Mis intentos por hablar sobre este tema causaban solamente malentendidos y algunas veces incluso la burla.

»¡Estaba casi desesperado por no encontrar a nadie, pero de pronto conocí a una chica que Me entendía para Mi sorpresa! Se convirtió en Mi esposa, Mi compañera y Mi única estudiante.

»Viajaba mucho por todo el país, conversando con diferentes personas, observándolos y estudiando la psicología de los diferentes grupos de personas. Vivía como si estuviera en un museo. ¡En el tiempo del gobierno del Partido Comunista, existían varios “exhibidores” únicos de almas humanas pervertidas! ¡Comprendí que la razón de esto radicaba en la completa ausencia de Dios en las vidas de las personas! Pero Mis conferencias/prédicas no podían romper la pared de la oscuridad atea y de la ignorancia.

»Debido a tal actividad, fui despedido del museo y la KGB abrió un expediente sobre Mí.

»Junto con Mi esposa, nos mudamos a un pueblo en donde vivíamos de su pequeño salario de maestra: ella enseñaba en la escuela local en los cursos iniciales. Yo no podía conseguir trabajo, ya que todos se rehusaban a emplearme bajo diferentes pretextos… Abandoné estos intentos.

»Podíamos sobrevivir gracias al bosque: juntábamos y almacenábamos hongos, bayas y varias hierbas. También teníamos una pequeña huerta de vegetales.

»Sin embargo, las dificultades materiales no Me molestaban, estaba acostumbrado a satisfacerme con poco. Me sentía incómodo porque no podía llevar la Luz de Dios a las personas: ¡nadie la quería!

»Entonces dirigí todas las fuerzas del alma a unirme con Él. Meditaba casi todo el tiempo. Me sumergía con la conciencia en las Profundidades del Creador, en Su Luz Purísima. Me unía y disolvía en Su Tierna Calma.

»Cuanto más oscuridad había fuera de Mí, más fuerte Lo amaba. Y me sumergía cada vez más y más profundo en el Corazón de Dios y Me unía con Él. También ayudaba a Mi esposa: le enseñaba lo que sabía, le enseñaba a conocer a Dios.

»Ella era una persona extraordinaria: bondadosa, sincera, cariñosa, tierna y amorosa. Éramos una pareja ideal. Nuestras relaciones estaban llenas de armonía y de entendimiento mutuo.

»No tuvimos niños pero los estudiantes de la escuela en donde Mi esposa trabajaba visitaban nuestra casa a menudo. Tratábamos de inculcar en las almas de los niños las principales verdades acerca de la bondad y el amor a todos los seres vivos.

»Probablemente algunos padres que no pudieron soportar “la carga del amor y la bondad” en sus hijos informaron a la KGB sobre esto…

»Me secuestraron por la noche, en silencio y sin ninguna acusación fui llevado al KGB. Y así de rápido inventaron alguna mentira para acusarme y Me fusilaron.

»Acepté la muerte calmadamente, en Unión total con el Creador a Quien amaba más que a Mi vida terrenal.

»Lo único que lamentaba era no haber logrado hacer mucho por Él…

—Piotr, nos gustaría escuchar de Ti algún consejo acerca de lo que deberíamos hacer para mejorar.

—Primero deben abandonar todas las aspiraciones del «yo» inferior. Seguir estas aspiraciones no los puede llevar a la Unión Conmigo. ¿Entienden?

»Traten de observar, por ejemplo, a su vida habitual desde el punto de vista del Ser Superior: ¿qué está en conformidad con la vida del Ser Superior y qué debe ser modificado?

»Revisen su modo de vida desde el estado del Ser Superior. No deben vivir más como un ser individual, ¡ni siquiera como uno gigante, bueno y puro! ¡Su vida debe convertirse completamente en una manifestación de la Existencia del Ser Superior!

»¿Ahora comprenden lo que deben lograr durante sus vidas en la Tierra?

 

Contents