Divine Teachrs — about Themselves

Contents

Lada

Es temprano por la mañana. Hemos llegado en un tren al bosque y nos dirigimos desde una estación hacia Su sitio de poder.

De pronto, nos encontramos sumergidos dentro de una Luz dorada muy suave y tierna, que nos abraza y nos llena con su alegría: ¡Es Lada que viene a recibirnos!

—Lada, ¡es tan hermosa la manera en que Tú regalas alegría a los demás!

—Puedo enseñarles a ustedes a ser dichosos también. ¡Les voy a mostrar cómo es la Dicha Divina!

»Esta Dicha es silenciosa… ¡emerge desde el Corazón del Absoluto, desde las mismísimas Profundidades Primordiales y brota en forma de olas cálidas y transparentes, llenando el espacio con una Luz silenciosa, tierna y suave!

»¡Luego, todos los seres también empiezan a sentir la alegría! Cada uno de ellos encuentra su propia razón para estar alegre:

»El alba, ¡es temprano en la mañana!

»¡El sol naciente acaricia suavemente a todo lo viviente con sus rayos-dedos!

»¡La niebla ligera, esponjosa y suave baila sobre el lago!

»¡El viento fresco acaricia la cara!

»Un bebé abraza a su madre, ¡su cabeza se apoya tiernamente sobre su pecho!

»Una niña se sienta a la orilla del lago; sus piernas se balancean sumergidas en el agua cálida y translúcida. Ella calladamente agradece al Creador por tal belleza. ¡Ella está colmada de dicha!

»¡Armonía!

»Todo lo viviente se regocija y canta la canción de amor al Creador, llenando de dicha a la mañana, a la ligera y suave neblina, al viento, al sol; ¡los corazones están bien abiertos para recibir al amor! ¡Muchos corazones, desde los más pequeños hasta los gigantescos, se mezclan en la unidad de la dicha y de la armonía de este Amor!...

… ¡Lada, la Divina Lada! ¡Desde los tiempos de la Rusia antigua, Ella trae a las personas encarnadas la Luz desde las Profundidades del Creador!

Cuando Ella está presente, la suave Luz dorada se vuelve visible incluso en el mundo material… Un rostro tierno y hermoso, cabellos dorados, las caricias de las Manos Divinas llenándote de dicha, de armonía…

—¡Eres tan hermosa, Lada!

—¡Todos pueden ser así de bellos! No es la belleza del pelo lo que importa aquí sino el estado de Amor que entregamos a través de Nosotros Mismos… Deben aprender a vivir constantemente en el plano del Espíritu, libres del cuerpo, de la misma manera en que todos Nosotros vivimos…

… Lada se muestra en una serie de estados de armonía de la naturaleza:

… El regocijo silencioso de una mañana soleada…

… El bosque bañándose bajo la ducha de una lluvia veraniega…

… La calma de una noche estrellada…

Y Ella Misma es una Parte integral de esta belleza, ¡es su Componente Divino! Ella es Brahman: ¡Dios en la Creación!

Luego estos estados comienzan a sonar, primero dichosamente, luego con suavidad, como si los sonidos te envolvieran… Los tonos cambian, reflejando diferentes aspectos del amor: el despertar de la primavera, la dicha de los amantes, la canción de cuna de una madre arrullando a su bebé…

—En Rusia, existía una tradición de canciones de ese tipo, las cuales no constituían una meditación para los adeptos, sino que eran una parte de la cultura, de la vida… Se llamaban lady. Yo participé en su creación.

»Las lady se cantaban en tonos agudos con una voz clara. La gente las cantaba al sembrar o cosechar los campos, cuando dos corazones amantes se unían de por vida, cuando la gente celebraba la llegada de la primavera; las madres las cantaban al arrullar a sus bebés o al contar a los niños la historia de la nación. Este tipo de canto, que frecuentemente se realizaba a coro, sintonizaba tanto a los cantantes como a los oyentes en un nivel de sutileza superior de la conciencia.

—Lada, ¿encarnaste desde el estado de Divinidad?

—Sí. Fue Mi última encarnación.

»Cantaba mucho en ese entonces. Dios Me dotó con una voz cuyo poder y belleza tenían un fuerte impacto en las almas…

»Cuando niña, corría por los bosques escuchando los lady. Cuando Yo los cantaba la gente escuchaba cautivada y Me pedían que cantara más. Yo no componía canciones: era como si brotaran de Mí uniendo el flujo de la voz y del estado interior…

»Cuando crecí Mi voz se fortaleció y cosas más importantes se convirtieron en el tema de Mis canciones…

Lada nos muestra una imagen: cuando Ella cantaba, la Ternura Divina bañaba el espacio circundante como una Ola que surgía desde las Profundidades del Océano Primordial. Ella transmitía estados sutilísimos, lo que permitía a las personas sentir lo Divino. Esto dejaba marcas indelebles en las almas. En Rusia, la gente La recordó por mucho tiempo, narrando Su leyenda, pidiendo a la Divina Lada que los ayude a vivir en la sutileza y el amor…

Lada continúa con la narración:

—Después nuestro pueblo fue atacado por personas que comenzaron a asesinar a los habitantes y a quemar las casas… Yo sabía del poder de Mi voz y estaba segura de que podía detenerlos. Fui hacia ellos cantando…

»Me sorprendí mucho cuando asesinaron Mi cuerpo. Ellos no podían oír la voz del alma…

»No volví a encarnar desde entonces. Sin embargo, continúo cantando la canción del amor a las almas y a veces soy oída, en mayor o menor medida… ahora mismo les estoy cantando… Escúchenme…

»Voy a lavar tus ojos con el rocío de la mañana,

»Voy a cobijarte con la caricia del sol,

»Te daré de beber agua de la primavera,

»¡Cantaré para ti la canción de la vida!

»¡El viento te tocará con la dicha viviente!

»¡El sol llenará tu corazón con el alba matinal!

»El bosque te susurrará sobre el amor…

»La música del universo fluirá en el Cielo…

»Escucha: tu corazón quiere cantar su canción,

»Y decir a todo lo viviente: “¡Te amo!”

»Y la voz del Padre de todo lo que vive

»¡Sonará en esa canción!

»¡Cántale al Padre

»Tu canción de amor!

»¡Y Dios recibirá tu amor con mucho gusto

»¡Y te abrazará!

 

Contents