Divine Teachrs — about Themselves

Contents

Isis

—Hace mucho, mucho tiempo atrás, cuando Yo era una niña pequeña en Mi última encarnación, aprendí a caminar descalza por la arena del desierto y meditar.

»Mi abuelo era un faraón y Me ayudaba en Mi desarrollo desde Mi niñez temprana.

Isis mostró cómo a la edad de 6 años, Ella caminaba en la mañana junto con Su abuelo por la arena del desierto.

—El destacamento de los guerreros que protegían al abuelo caminaba lejos de nosotros, de modo que nos quedamos solo los dos, y ninguna de las personas encarnadas creaba interferencias. Así nosotros paseábamos por los lugares especiales en el desierto, y el abuelo cada vez Me revelaba una nueva porción del conocimiento sobre cómo es posible conocer a Dios en el Cielo, Que está alrededor de la Tierra, pero no arriba, sino alrededor de nuestro planeta redondo y dentro de éste.

»El hecho de que la Tierra sea redonda y esté rodeada del universo por todos lados era perfectamente conocido por la gente de aquella parte de la Tierra. De allí provino la tradición meditativa cuyas puertas estoy abriendo para ustedes ahora.

»Lo que ustedes denominaron como el “tercer piso” —Isi hizo una pausa y luego continuó—. La Conciencia Que existe allí no se encuentra arriba en relación a nuestro planeta, es decir, en relación al punto en el cual permanecen sus cuerpos, sino que se encuentra alrededor de toda la Tierra y también dentro del planeta debajo de su superficie.

»El estado de conocimiento de Dios, allí donde ustedes encontraron el “tercer piso” —Isi otra vez hizo una pausa y luego continuó—. Desde el momento en que aprendí a conectar el estado, que existe arriba en relación al planeta, con el que existe abajo en relación al planeta, y a experimentarme en el mismo estrato del espacio directamente debajo de Mi cuerpo material, todo cambió. Esta facultad jugó un papel muy importante en Mi vida.

»Cuando Hermes Trismegisto escribió Su fórmula sobre Aquello Que está arriba y Aquello Que está abajo, Él no sobreentendía con esto el Océano del Fuego Divino, sino el Conocimiento que estoy exponiéndoles ahora.

»Aquello que ustedes recibieron y conocieron a lo largo de toda la historia de sus hazañas y logros personales ¡constituye una gran felicidad! ¡Estoy hablando de la amplitud y universalidad de su conocimiento!

»Sin embargo, la Divinidad, es decir, el estado que ustedes mismos observaron en Mí y en el Maestro M, puede ser alcanzada de una manera completamente diferente, a través de aquello que acabo de explicar.

»Quiero llamar su atención al hecho de que es posible alcanzarlo siempre y cuando uno tenga no sólo el conocimiento correspondiente, sino también los lugares específicos para este trabajo, lugares que ahora se conocen como sitios de poder.

»Ustedes mismos comprenden que no es posible encontrar el “tercer piso” de una manera fácil y conveniente desde cualquier punto en la superficie de la Tierra. Por eso lo que les proponemos conocer ahora enriquecerá su experiencia y aumentará su estabilidad en situaciones terrenales desfavorables.

»A través de los métodos que acabo de explicarles, es muy fácil aprender a quitarse la materia del cuerpo y luego ponerla otra vez. Si partimos de sus intereses personales, la materia de los cuerpos ya no es necesaria para ustedes. No obstante, existe el servicio, en el cual hay que explicar todo sobre Mí y sobre todos Nosotros a las personas que tienen sed del conocimiento espiritual.

»Bueno, es el tiempo de finalizar nuestra conversación. ¡Les abrazo a todos!

—¡Está bien! ¡Pero no te vayas! ¡Cuéntanos más!

—¡Primero cumple lo que ya dije!

—¡Lo que nos estás proponiendo hacer ahora es parecido a lo que Adler nos aconsejó anteriormente! Estoy hablando de la meditación «La estatura completa de Adler». En esta meditación, tampoco experimentamos el plano material de la Tierra, sino que permanecemos en el estrato primordial debajo de la materia y debajo de todo el resto del planeta.

Ekaterina:

—Entonces, ¿qué es lo que encontramos en el «tercer piso»? No es el estado de Turiya de Dios ni tampoco Su estado de Fuego. Es, más bien, un estado de Luz. Isi, ¿que puede decir sobre esto?

Vladimir:

——Sí. Esta es la Luz Divina. Los libros de Toth el Atlante indican que existe la Luz Divina y el Fuego Divino. Ambos estados de Él existen.

»Estamos hablando de la Luz Divina y el Fuego Divino, comprendiendo que son estados diferentes. En este caso particular, ¿qué es el “tercer piso”? Nosotros nunca vimos allí el Fuego Divino como es, llameante, móvil. Allí uno siempre percibe la Luz Divina tranquila, la Luz de los Espíritus Santos, Que se fusionaron en Uno Solo.

»Podemos situarnos, siendo Mahadobles, en el “tercer piso”. Si crecemos en el “tercer piso”, siendo Mahadobles, y llegamos a ser más grandes que la Tierra, se nos hará muy fácil abrazar la Tierra como un globo y, entre otras cosas, encontrarnos debajo del planeta. Es fácil hacerlo, cuando hemos crecido a un tamaño lo suficientemente grande. Simplemente debemos crecer y crecer como Mahadobles en el “tercer piso”, lo que ya sabemos hacer.

»Por supuesto, en este caso es necesario llenar nuestro planeta con nosotros mismos manteniendo el nivel de sutileza del “tercer piso”.

Anna:

—Isis muestra el estado de todo el “tercer piso” como un gigante anahata que contiene todo el planeta y permanece en el estado de «reciprocidad total» en la Luz Brahmánica (es decir, en la Luz unida de muchos Espíritus Santos). Este estado es muy propio de Isis, el estado de una Madre Universal Que cuida a todos los seres de la Tierra.

Vladimir:

—¿Cuál es la relación entre el Fuego Divino Que nos mostró, por ejemplo Khem, y la Luz del «tercer piso»?

Isis:

—¡Conviértete en este Fuego y tú mismo verás! Son estados idénticos, es el mismo eon. ¡Entra en el Fuego y conviértete en Él! Luego, de nuevo, puedes entrar en la Calma luminosa del Brahman.

»El estado de transiciones fáciles entre la calmosa Luz Divina y el Fuego Divino, como ustedes Lo llamaron, ¡es la Felicidad Más Alta de la Existencia!

»¡Nosotros, los Maestros Divinos, vivimos en esta Felicidad incesante! ¡Es Alegría y Sonrisa continua, es los Abrazos mutuos y la Unidad en el Amor con Todos los Que han conocido esta Esencia Divina!

»¡¡Si las personas buscan el estado de Amor Eterno – esto es Mi estado, entre otros!

»¡Me alegra mucho cómo Vladimir expuso en sus libros la necesidad del aspecto sexual del amor (exactamente del amor, y no simplemente del sexo) para alcanzar el estado de Dios! ¡Es muy importante en el Camino espiritual!

* * *

—Hoy conversaremos más para contar a las personas algo nuevo sobre «dioses» y sobre los mitos de la antigüedad, sobre el amor humano y sobre el Amor Divino.

»Dios es Él y Ella. Es la Multitud de las Almas mutuamente disueltas Que han alcanzado la Unidad con el Primordial.

»¡Él está alrededor y dentro de cada cuerpo humano todo el tiempo! ¡Para las personas sería beneficioso saberlo!

—¿Podemos ver Tu Apariencia?

Isis consintió.

Ella tiene ojos azules debajo de las pestañas negras, las cejas claramente trazadas, el cabello espeso hasta la cintura, la piel clara con un bronceado dorado, la postura muy recta, y los hombros cuadrados. Su cuerpo esbelto está lleno de una fuerza increíble, pero Sus movimientos son suaves y lentos.

»En Su apariencia de sacerdotisa no hay nada fingido, nada forzado, demostrado sólo para el público. Su grandeza y brillo interno provienen de la Unión con la Luz-Fuego. Su Resplandor se origina en las Profundidades.

Ella es tan grande que abraza Consigo Misma el planeta entero.

Su ternura suave nos abraza desde todos lados.

Normalmente, el amor es percibido como una irradiación desde cierto centro hacia el objeto. Isis, en cambio, abraza con Su Amor desde todos lados. Nos experimentamos dentro del Océano de la Luz-Amor Divina.

¡De esta manera, Isis abraza con Su Amor-Cuidado a todos los seres de la Tierra! ¡Todas las almas encarnadas y no encarnadas, así como todo el globo, están envueltos y saturados de Ella!

Isis continuó:

—¡Sí! ¡Mis Abrazos son anchos! ¡Toda la Tierra está dentro de ellos! ¡Y cada vida en este planeta crece dentro de Mí!

»Quieres preguntar: “¿Y qué de las personas de mal? ¿Las amo también?”.

»¡Sí, las amo con el Amor Sabio y Divino! ¡Si no fuera por este Amor, nadie de entre las personas viciosas y extraviadas lograría regresar al Camino de la transformación de uno mismo como alma y del conocimiento de la Divinidad!

»Incluso desde el infierno se encarnan algunas almas obteniendo la oportunidad de cambiar. En el mundo material, ellos nuevamente verán el bien y el mal y podrán hacer su elección decisiva.

—¿Cómo toleras sus defectos?

—No hay dolor en Mí, sino Paciencia y Amor. ¡Yo espero cuando los hijos perdidos quieran regresar a Casa!

—Según los mitos que llegaron a nosotros, ¿eras la esposa de Osiris?

—Asiris, a Quien todos ustedes han llegado a conocer hace mucho tiempo, y Osiris son la misma Gran Alma Divina. Él manifestó Su apariencia corporal en la Tierra muchas veces a lo largo de su historia.

»Los mitos y las leyendas de Egipto ha alejado tan lejos de la vida real de las Almas Divinas reales que, con el tiempo Yo tendré que hablar de esto con más detalles.

»Así son también los mitos sobre Osiris e Isis. En éstos, hay un intento ingenuo de contar sobre las relaciones entre lo masculino y lo femenino, sobre el acto de la creación del componente material del universo y sobre la correlación entre el bien y el mal en la Creación. En estos mitos, la realidad se transformó en cuentos de miedo sobre “dioses” supuestamente reales.

»Con todo, muchos nombres de “dioses” y “héroes” míticos están relacionados con Almas Divinas reales.

»Yo Misma apoyé los así llamados “cultos” de Diosa-Madre y de Diosa-Tierra entre diferentes pueblos durante siglos.

»Por supuesto, no sólo Yo respondía con ayuda a las súplicas sinceras de las almas puras. Pues el aspecto femenino de la Divinidad está representado por muchas Almas. ¡Todas las más luminosas aspiraciones del amor, de la felicidad familiar, de la maternidad y del cuidado de los niños siempre encontraban apoyo “en el Cielos”!

 

Contents