Divine Teachrs — about Themselves

Contents

Helena Sabashnikova

En cierta oportunidad nuestros Maestros nos sugirieron que visitáramos un área de acceso difícil en la costa del mar Negro.

Fuimos hasta ahí en carro.

A unos 40 km de la costa, tuvimos la sensación de haber cruzado la frontera de un sitio de trabajo de un Maestro Divino desconocido para nosotros.

Nos detuvimos y miramos alrededor. Era un Mahadoble Divino gigante, ¡era como un sol no material de decenas de kilómetros de tamaño que se alzaba desde la Morada del Creador!

—¿Nos dirías Tu nombre?

—Helena Sabashnikova.

… Luego por un largo tiempo exploramos esta área que poseía extraordinarias posibilidades para el trabajo espiritual. Escogimos un lugar sobre la costa adecuado para meditar y nos quedamos allí.

Pronto notamos algunos delfines nariz de botella nadando no muy lejos de la playa.

Más tarde vimos una gran beluga, de dos metros de largo, nadando cerca de nosotros. Primero creímos que era un delfín. Sin embargo notamos que este pez no salía a la superficie, mientras que los delfines lo hacen cada cierto tiempo. Habiéndonos visto, rápidamente se alejó nadando y desapareció en el océano.

Después de eso, notamos que en el agua, cerca de nuestros pies, había un pequeño tiburón (mielga o galludo) de cerca de medio metro de tamaño. ¡Por primera vez veíamos un tiburón en el mar y no en la televisión!

Sin embargo, vinimos aquí para Dios, ¡Él es Lo más importante para nosotros!

Resultó que una de las meditaciones superiores favoritas de Helena Sabashnikova era la meditación Templo. Descubrimos que este lugar Suyo era muy propicio para dominar este y otros métodos meditativos de un nivel de complejidad similar. ¡Era como una puerta abierta a la Conciencia Primordial!...

Muy cerca de Helena Sabashnikova estaba el Divino Pitágoras mostrándonos Sus meditaciones favoritas…

Le preguntamos a Helena:

—¿Nos contarías sobre Ti?

—Les voy a contar aquellas partes de Mi biografía que pueden ser útiles para las personas encarnadas.

»Antes de la última encarnación, tuve otras dos encarnaciones importantes en la Tierra.

»La primera de ellas fue en el siglo XI en el territorio de la actual Ucrania. En ese tiempo encarné en un cuerpo masculino fuerte y me convertí en comerciante. Viajaba mucho, en particular por ríos y por el mar. Quería visitar otros países, otras naciones más que acumular riquezas materiales. Estuve en la India también. Esta encarnación me posibilitó un crecimiento significativo del poder personal y el desarrollo del intelecto. En esa encarnación también desarrollé la aspiración al conocimiento de Dios.

»Mi próxima encarnación fue en la India en el siglo XVII. Estuvo completamente dedicada a la meditación. Me faltó muy poco para alcanzar la Perfección: Me faltó desarrollar la habilidad de disolverme completamente en el Creador y de permanecer en esta Unión. Un “yo” personal poderoso capaz de realizar grandes meditaciones puede tener dificultades para disolverse y desaparecer en Ishvara, en la Conciencia Primordial. Sin tal disolución uno no puede nacer en Él.

»En Mi última encarnación Yo viví en un cuerpo femenino a principios del siglo XX en Rusia. Tener un cuerpo femenino puede ser muy beneficioso en el Camino, porque el deseo de entregarse al amado, de disolverse en él, es más natural en las mujeres.

»En la Europa de ese tiempo existía un gran interés por el legado espiritual de la India. En particular, existían muchos libros con investigaciones esotéricas. Los leí y comprendí la información, pero no “con la cabeza”, como la mayoría de las personas, sino con la conciencia desarrollada, que recordaba y reproducía la experiencia de los estados meditativos conocidos en el pasado. Algunas palabras y frases servían como impulsos que Me permitían sumergirme en la Luz Primordial Ilimitada, ¡Yo deseaba tanto la Unidad con Ella!

»La India me atraía. Me parecía que era suficiente con sólo llegar allí para encontrar a Dios, para alcanzar la tan esperada Unidad…

»Dios Me ayudó a realizar este sueño.

»Me casé con el comerciante Sabashnikov. Mi nombre familiar viene de Él. Sus negocios florecían. Él Me alentó en Mi búsqueda espiritual y también Me proporcionó los fondos necesarios.

»Entonces, fui a la India en un viaje espiritual. No buscaba el exotismo, sino que luchaba por obtener el conocimiento sobre el Dios universal.

»No encontré ningún Maestro espiritual que pudiera ayudarme en esta tarea. Sin embargo, Dios no encarnado, Krishna y otros representantes del Creador, Me guiaron a través de los sitios de poder. Yo no sabía acerca de la existencia de los sitios de poder pero podía sentir el cambio de la energía en el espacio circundante y podía sintonizarme con ella. Los percibía como un Darshan Divino y trataba de mantener estos estados lo más que podía, tratando de no perder la Unidad que lograba en las meditaciones. De esta manera, sumergiéndome cada vez más profundo en Él, crecí en la Unión.

»Después de volver a Rusia no escribí libros o memorias: acaeció la revolución y cambió el modo de vida de muchas personas… ¡En Mi caso, le puso fin a Mi encarnación, fui a la Casa del Creador!

»Ahora estoy feliz de ayudarlos en el desarrollo de las ideas de la ecopsicología y del ecoturismo, Yo también caminé por ese camino.

»¡Los abrazo! ¡No se pueden imaginar cuánto los amo! ¡No hay palabras para describirlo! ¡Ustedes son las primeras personas encarnadas que lograron percibirme aquí completamente!

»¡Los voy a invitar a venir a Mí aquí una y otra vez!

 

Contents